Quantcast
Composición del propóleo. - Ecoterapeuta

Composición del propóleo.

Por en 24 noviembre, 2014

El Propóleo es el producto más increible de la colmena, sorprendiendo a investigadores y científicos.

Propóleo en el antiguo EgiptoLos productos obtenidos de colonias de abejas (Apis mellífera), han sido utilizados por el hombre desde la Edad de Piedra hasta nuestros días con fines tanto medicinales como alimenticios.
Entre ellos se encuentra el propóleo (própolis) que está siendo objeto de numerosos estudios en la actualidad, aunque se sabe que ya era utilizado en el antiguo Egipto, donde los sacerdotes lo solían utilizar como sustancia medicinal y como componente de los ungüentos y cremas de embalsamar.
De los griegos recibimos su nombre (pro: delante de, y polis: ciudad).
Aristóteles lo consideró como “remedio para las infecciones de la piel, llagas y supuraciones”. Galeno, en el siglo II, mencionó el própolis en sus trabajos, y el famoso médico y filósofo persa del siglo XI, Avicena, dijo del mismo: “Tiene la cualidad de eliminar las puntas de flechas y las espinas, vivifica, limpia fácilmente y ablanda fuertemente.”

Entre los años 1899 y 1902, en la guerra Anglo-Boer en el cono sur africano, esta sustancia se empleó en la cura eficaz de heridas infectadas y como sustancia cicatrizante (en aquel entonces se desconocían los antibióticos). Las abejas lo utilizan como cemento para la colmena existiendo evidencias de que la protegen de hongos, bacterias y otros invasores.

Composición del propóleo

Propóleo en la colmenaHasta hace poco se creía que el propóleo era una sustancia segregada por la abeja, hasta que se determinó que era fabricado po ellas a partir de una fina película resinosa protectora de la yema de los árboles (álamo, sauce, abedul, aliso, castaño silvestre, pino, enebro) y de algunas plantas herbáceas. Con sus mandíbulas, la abeja recorta los fragmentos y los transporta en las cestas de las patas posteriores, como el polen.

Rápidamente es depositado en la colmena, y mezclado con las secreciones salivares de las obreras y una proporción variable de cera, para formar una pasta que será directamente utilizada en función de las necesidades.

Esta sustancia resinosa, con la que recubren las paredes de la colmena, tiene ciertas propiedades físicoquímicas que dependen en cierta medida de su origen vegetal y del clima. Es un sólido de consistencia variable, cuya temperatura de fusión varía entre 60 a 70 °C, llegando en algunos casos hasta 100 °C, su color oscila del amarillo claro al marrón (el de Cuba: pardo, verde y rojizo), de olor generalmente agradable, por su origen vegetal o predominante a cera, y de sabor fuerte y picante.

La composición porcentual de sus componentes pueden estimarse en: 50-55% de resinas y bálsamos; 20-35% de ceras; 5-10% de aceites esenciales o volátiles; 5% de polen; 5% de diversos compuestos orgánicos y minerales. Entre estos se encuentran más de 40 flavonoides (flavonas, flavanoles y flavononas), compuestos fenólicos, aldehídos aromáticos alifáticos, compuestos terpénicos, ácidos grasos, aminoácidos (arginina, prolina), vitaminas (entre ellas, la vitamina A y las vitaminas del grupo B) y oligoelementos (cobalto, cobre, hierro, magnesio, manganeso, selenio, zinc). Se han logrado identificar hasta 200 componentes diferentes, a muchos de los cuales se les atribuyen importantes acciones farmacológicas. Entre las sustancias caracterizadas en el propóleos se encuentran antimicrobianos, antivirales, analgésicos, antioxidantes y antitumorales. Estudios científicos llevados a cabo por diversos investigadores en todo el mundo han demostrado que el efecto del propóleo se consigue gracias a la acción sinérgica de todos sus componentes.

Consumir diariamente el propòleo de las abejas, nos mantiene nuestro sistema inmunològico fuerte y saludable. En el mercado lo podemos encontrar como Extracto de Propóleo.

 

Para una vida más saludable! Sigue nuestros consejos de bienestar, medicina tradicional y nutrición saludable.

un comentario

  1. federico pacheco

    25 marzo, 2016 at 15:19

    Usé propoleo diluido en alcohol para afecciones de garganta, ahora uso hojas de kalanchoe daygremontiana aranto, tambien para curar resfrios y gripe.-

Dinos que te pareció

A %d blogueros les gusta esto: