Quantcast
¿La miel calentada es tóxica? Mitos y realidades

¿La miel calentada es tóxica? Mitos y realidades

Por en 10 noviembre, 2014

¿La miel calentada  es tóxica?

Cuando la miel se somete al calor pierde valores nutricionales pero NO se convierte en tóxica, concepto ampliamente difundido.

IMG_0335.JPGEl calor, aun el del medio ambiente produce una alteración en la composición química de la miel, produciendo HMF (hidroxi-metilfurfural).

Esta sustancia no es tóxica, salvo que se encuentre en cantidades excesivas. La cocción produce este compuesto, pero el porcentaje es ínfimo. Los estudios demuestran que es preferible la miel al azúcar refinado.

Lo que sí se debe tener presente es el incorporarla al apagar el fuego en los casos que se pueda y de lo contrario cocinarla lo menos posible y a las más bajas temperaturas.

¿La miel es más pesada que el azúcar?

La miel contiene aproximadamente un 20 % de agua, por lo cuál cuando en una receta tradicional se reemplaza el azúcar por la miel, por cada taza de miel se usarán aproximadamente 3 cucharadas soperas menos de líquido.

¿La miel endulza más que el azúcar?

Es cierto, y por lo tanto cuando se reemplaza esta última, se bajará en un 50 % aproximadamente. En esto influye mucho el tipo de miel que se utilice. Como se ve, utilizando la miel se reducen las calorías de la comida.

Todas las bebidas, infusiones y el mate, pueden endulzarse con miel, pero las personas diabéticas debe abstenerse de consumir miel.

¿Sabías que?

La pureza de la miel está determinada por la ausencia de adulterantes como azúcar invertido y colorantes artificiales muchas veces nocivos para la salud y la estrategia seguida por los adulteradores para engañar a la gente ante la ausencia de controles sanitarios, ha sido desde hace años el ir mezclando cada vez mayores adulterantes en la miel y es por eso que hoy en día vemos mieles totalmente artificiales que se venden sin ningún reparo.

IMG_0336-0.JPG
Sin embargo el consumidor habitual de la miel pura distingue fácilmente estas mieles artificiales de las naturales, el problema es que en general el consumidor no tiene este punto de comparación.

Otros factores como el color y la viscosidad nada tienen que ver con la pureza de la miel, ya que primero depende del origen floral y varía desde blanco total hasta casi negro siendo los más comunes en nuestro medio los tonos ámbar de claro a oscuro, el segundo factor depende de la temperatura a que se encuentre y del porcentaje de humedad que contenga, con lo que queda descalificada la popular prueba de la burbuja en la botella de miel.

Una miel virgen y pura, debe oler a flores, a cera, pero nunca a caramelo. El olor a caramelo delata que ha sido calentada o adulterada con glucosa de maíz.

El calentamiento es finalmente la labor humana que echa al traste con el trabajo de miles de abejas que nos entregan un elemento rico en compuestos de alto valor biológico y de compuestos aromáticos provenientes de las plantas.

El calentamiento aunque ocasiona también algunos cambios de sabor en la miel está asociado con la aparición de un compuesto llamado hidroximetil furfural, el cual aunque se presenta en pequeñas cantidades en la miel cosechada, puede ser cuantificado en el laboratorio mediante una prueba muy sencilla que se constituye una de las más determinantes en el comercio internacional de este producto.

La forma de empaque es también importante cuando se tienen grandes cantidades de miel o cuando se guarda una botella por largo tiempo este debe ser hermético debido a que la miel es altamente higroscópica  (absorbe la humedad) y puede ganar grandes cantidades de humedad en poco tiempo lo que conlleva a una fermentación.

La cristalización, al contrario de la creencia popular, es un proceso natural de la miel que se da con mayor o menor rapidez según su origen botánico.

La cristalización es un sinónimo de pureza. Consume la miel cristalizada y aprovecha sus excelentes propiedades terapéuticas intactas.

A pesar de que recomendamos no calentarla, la miel se puede utilizar sin ningún riesgo para hornear galletas, pasteles, panes y postres en nuestras cocinas. Es preferible sacrificar un poco las propiedades terapéuticas que se le pierden, que utilizar azúcares refinadas o sustitutos de azúcares sintéticos en nuestros postres.

La miel, sigue siendo la opción más saludable.

Hay muchos mitos y realidades alrededor de la miel de abeja. Pero la única certeza, es que es el producto natural con más prestigio sobre el Planeta, ya que la miel existe desde hace miles de años y la han consumido todas las culturas del mundo.

Recuerda que al consumir una cucharada de miel, ésta se encontrará en tu torrente sanguíneo en 15 minutos, proporcionándote energía y fortaleza al instante!

 

Para una vida más saludable! Sigue nuestros consejos de bienestar, medicina tradicional y nutrición saludable.

Dinos que te pareció

A %d blogueros les gusta esto: