Quantcast
Apiterapia: beneficios de los productos de la colmena - Ecoterapeuta

Apiterapia: beneficios de los productos de la colmena

Por en 31 octubre, 2017

La apiterapia es el arte de usar productos de abeja – desde miel hasta veneno – para tener más energía y para controlar su biología. La ciencia moderna está descubriendo ahora el poder de los productos de la colmena, pero no somos las primeras personas que usan las abejas como fuente de medicina natural. De hecho, la apiterapia puede ser uno de los más antiguas terapias naturales que el ser humano haya utilizado; Sus orígenes remontan a la antigua Grecia, Egipto y China.

Los estudios demuestran que los productos de la colmena pueden ayudar a controlar enfermedades auto-inmunes, el cáncer, el Alzheimer, el VPH (Virus del Papiloma Humano), la enfermedad de Lyme, la esclerosis múltiple y la artritis – las bacterias en el sistema digestivo de las abejas podrían incluso actuar como alternativas a los antibióticos.

Probablemente habrás oído hablar que tomar pequeñas cantidades de miel cruda mejora el sueño, pero ¿has oído hablar de usar el veneno de abeja para corregir un sistema inmunológico alterado? ¿Propóleos para la inflamación? ¿El polen para las alergias? ¿La jalea real como nutriente completo, asociada con la mejora de la función cerebral, aumento del metabolismo, mejorar el estado de ánimo y alrededor de una docena de otras mejoras para tu cuerpo?

Sigue leyendo para obtener más información sobre estos biohacks potentes e inusuales. Algunos tienen más evidencia detrás de ellos que otros – también hablaremos sobre esto.

Apiterapia

¿Puede la apiterapia con veneno de abeja hacer un sistema inmune a prueba de balas?

La apiterapia aplicando veneno de abeja es exactamente lo que parece – ser picado por las abejas mediante una técnica y cantidad controlada. Ese es el enfoque tradicional. La FDA también ha aprobado un extracto de veneno llamado Apex Venenum Purum, y está ampliamente disponible en Estados Unidos.

Esta es una razón por la cual, cuando fui picado hace 4 años por primera vez por una abeja, alabé sus “poderes de abeja” que magicamente hizo que el dolor desapareciera. 🙂

¿Por qué querrías tragar (o inyectar) el veneno de abeja? Bueno, resulta que puede haber más que unos pocos beneficios en este extraño biohack.

Aquí está la teoría detrás de la apiterapia con veneno de abeja: el veneno de la abeja sólo causa ligera inflamación, pero en muchas personas (incluso aquellas que no son alérgicas a las picaduras de abeja), el sistema inmunológico da una respuesta innecesariamente grande a esta. El cerebro desencadena la liberación excesiva de varias hormonas que controlan la respuesta inmune, y una vez que controlan el veneno de la abeja, las hormonas sobrantes pueden lidiar con otros problemas inmunológicos.

Para ser claro – este mecanismo sigue siendo una teoría. Todavía no entendemos completamente el proceso detrás de la apiterapia con veneno de abeja. Sin embargo, hay una creciente investigación que apoya la eficacia de la apiterapia con veneno de abeja en todo tipo de problemas relacionados con el sistema inmunológico.

Un estudio encontró que el veneno regula la función tiroidea en las mujeres con hipertiroidismo. El veneno de abeja mejoró la eficacia de la medicación en personas con artritis reumatoide. También disminuyó el edema relacionado con la artritis, es decir, cuando las articulaciones se llenan de líquido y se hinchan.

Miel, el dulce de la colmena

No tienes que sufrir las picaduras o el veneno para beneficiarte de los productos de la abeja. La miel cruda, no filtrada puede aportar muchos beneficios para ti también, mientras observes el contenido de azúcar. Muchas variedades tienen efectos antibióticos de amplio espectro, junto con propiedades antimicóticas y antivirales. La miel es lo suficientemente potente como para combatir las infecciones en quemaduras y heridas abiertas, por lo que es una alternativa posible a los antibióticos tradicionales y una forma de combatir las bacterias resistentes a los antibióticos. (Una razón por la que esto funciona es simple presión osmótica.

La miel obtiene sus propiedades especiales de los biomas intestinales de las abejas que lo producen. Las abejas tienen dos estómagos, uno de los cuales está dedicado a la creación de la miel que la abeja absorve y más tarde almacena. En el estómago de la miel es un grupo único de 13 bacterias del ácido láctico (LABs) que pegan en la miel cuando las abejas la esconde él. Las LABs son asesinos patógenos de alto rendimiento, que secretan compuestos protectores como peróxido de hidrógeno y ácidos grasos que destruyen a los invasores y dañan a los microbios – incluyendo el o SARM (Staphylococcus aureus resistente a la meticilina) resistente a los antibióticos.

Pasteurizar y filtrar la miel destruye LABs y elimina todo tipo de nutrientes, también. Es por eso que la miel cruda y sin filtrar es la clave. Pero recuerda, es una espada de doble filo porque el azúcar en la miel podría provocar cetosis en pacientes con diabetes o aumentar la inflamación y los triglicéridos. Es mejor quedarse con tomar una cucharada o menos de miel, una hora antes de acostarte.

Propoleos, inflamatorio natural que ayuda frente al cancer

Las abejas hacen el propóleo a partir de la resina de árboles y materiales de otras plantas. La abejas cubren de propóleos las colmenas como un pegamento, manteniendo a los invasores fúngicos y bacterianos a raya.

El propóleos también beneficia a los humanos. De hecho, ha sido un remedio popular durante miles de años, y en Europa todavía se utiliza hoy en día para tratar heridas, quemaduras, dolor de garganta – incluso úlceras de estómago. Pero sus usos no se detienen allí:

El enjuague bucal a base de própolis reduce la placa y la gingivitis. Dos componentes de propóleos, éster fenetilico del ácido cafeico (CAPE) y artepilina C, combaten tanto el cáncer como la inflamación. El propóleos pueden mejorar la aterosclerosis también. Para colmo, el propóleos contiene más de 180 compuestos, muchos de los cuales son muy beneficiosos y serán de gran ayuda. Es rico en polifenoles antioxidantes, magnesio, calcio, hierro y zinc, además de 16 aminoácidos y una serie de vitaminas B. Es el multivitamínico de la naturaleza.

Jalea real: Potenciador cerebral de las abejas

La jalea real es una mezcla nutrientes y proteínas, con cerca de 5% de grasa, y de azúcar. Todas las larvas lo comen en pequeñas cantidades, pero una larva elegida no recibe nada más que jalea real en toda su vida. Esa larva es la que se convierte en la reina. Una abeja obrera vive unos 60 días, pero una reina vive entre 3-5 años, produciendo más de 2.000 huevos cada día, y hasta 1.000.000 en su vida. Hable acerca del rendimiento actualizado. (No, probablemente no cuadruplicará tu vida también, a menos que seas una abeja …)

La jalea real tiene muchos más nutrientes que la miel y contiene vitaminas B, folato, biotina, inositol, ácido pantoténico, acetilcolina, colágeno y vitaminas A, C, D y E, además de una amplia variedad de minerales, aminoácidos, y enzimas. También tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas.

La jalea real ayuda con la neurogenesis, el crecimiento de nuevas células cerebrales, mediante la estimulación de células madre neurales, neurotransmisores, y células neurológicas neuroprotectoras. La jalea real es también el único alimento que contiene 10-HDA, un ácido graso que puede mejorar la capacidad cognitiva general. La concentración de fosfolípidos de la jalea real ayuda con el deterioro del aprendizaje cognitivo, la conciencia y la función motora; También puede mejorar la memoria a corto plazo y los procesos de aprendizaje.

Por todos estos beneficios, me alegro de tener un poco de miel o jalea real, siempre y cuando mantenga mi ingesta diaria de fructosa baja. Esto no justifica envolver toda tu comida en miel cruda o jalea real.

El polen de abeja “local” un arma frente las alergias

Las abejas jóvenes comen polen de abeja. Es 40% de proteínas, la mitad de los cuales se descompone en aminoácidos fácilmente utilizables. Además de eso, el polen de abeja, como la jalea real, está excepcionalmente lleno de nutrientes.

Puede ser útil como más que un suplemento, también. Las abejas recogen el polen de las flores locales y otras plantas, por lo que si tienes alergias estacionales puedes tomar pequeñas cantidades de polen de abejas producido localmente para desensibilizarse a los alérgenos vegetales. En un estudio, el polen de abeja mejoró significativamente los síntomas de la alergia en casi el 75% de los participantes. Sin embargo, otros estudios han obtenido resultados concluyentes frente las alergias. Mi esposa lo ha probado y no ha tenido mejoras, aunque la miel más próxima que hemos tomado es de al menos unos 60 km de nuestro hogar, pero eso no significa que no funcionará contigo, y más si consigues polen más próximo tu hogar.

La clave para beneficiarse de la apiterapia es obtener los productos de la colmena crudos y sin filtrar. La calidad importa más que nunca, especialmente con la miel. Algunas compañías, a menudo basadas en China, están procesando la miel de tal manera que no hay polen, propóleos, nutrientes o cualquier otro beneficio. La miel sobre-procesada es básicamente igual nutricionalmente que el jarabe de maíz. Y recuerda no comer demasiada; Pues aunque tiene múltiples efectos beneficiosos, la miel contiene mucha fructosa!

Las abejas producen unos cuantos tesoros llenos de beneficios. ¿Has probado alguno de ellas? ¿Cuál fue tu experiencia? Déjanos un comentario!

Apicultor experto en fitoterapia y paciente de Artritis reumatoide diagnosticada en enero del 2010 y actualmente con la enfermedad en remisión. En mi espacio, te contaré como lo he conseguido.

Dinos que te pareció

A %d blogueros les gusta esto: