Quantcast
5 formas de sentirse mejor a través de la naturaleza - Ecoterapeuta

5 formas de sentirse mejor a través de la naturaleza

Por en 7 noviembre, 2017

No es ningún secreto que en la sociedad actual nos estamos volviendo adictos a la tecnología. Como Richard Louv dice en su libro The Nature Principle: Reconnecting With Life in a Virtual Age, “¿Cómo sería nuestra vida si nuestros días y noches estuvieran tan inmersos en la naturaleza como en la tecnología?” En una época en la que todos tienen una tablet, teléfono inteligente o un ordenador personal, tal vez es hora de que volvamos nuestra atención de nuevo a la naturaleza y las raíces de la conexión humana con la tierra.

Paseo por la naturaleza con tu hijo

Hoy vamos a mostrar cinco maneras en que la naturaleza puede ayudarnos a tener una vida más saludable:

5 formas de sentirse mejor a través de la naturaleza

1. Bienestar Emocional

¿Alguna vez has dado un paseo y te has sentido más relajado? ¿Tal vez incluso rejuvenecido? Varios estudios han lo sugerido observando los beneficios emocionales de pasar tiempo en la naturaleza. Según la cultura japonesa, el Shinrin-yoku, o “baño de bosque”, es esencial para una vida equilibrada. Esta práctica, que comenzó en la década de los 80, sostiene que el tiempo que pasamos en el bosque conscientemente reduce el estrés, mejora el estado de ánimo y promueve un “aumento del flujo de energía” (Zammit, 2015).

Varios estudios han indicado que el tiempo pasado al aire libre reduce los síntomas de depresión y eleva el estado de ánimo. Un asombroso 95% de los participantes en un estudio de la Mind Organization observó una mejora de estado de ánimo después de tiempo pasado al aire libre. Antes se sentían deprimidos, estresados y ansiosos, estos participantes informaron que después se sintieron más relajados y tranquilos.

2. Reconexión

¿Qué es lo que nos hace sentir más tranquilos? Martin Jordan, en su libro Nature and Therapy, argumenta que se trata de volver a conectar con las raíces de la civilización. No fue hasta finales del siglo XIX a principios del XX que las sociedades occidentales se convirtieron cada vez más industriales y urbanizadas. Jordan sostiene que esta “división” entre los individuos y la naturaleza proviene de moverse hacia áreas más pobladas y menos participación y dependencia de la agricultura y la agricultura.

En Reconnecting With Nature, Michael J. Cohen argumenta que muchos problemas individuales y sociales son el resultado de nuestra desconexión con el mundo natural. Cita que se centra en todos sus sentidos cuando en la naturaleza puede ayudar a un individuo se sienten conectados con el medio ambiente. Esta sensación de conexión lleva a la gente a verse como parte de un sistema más grande.

3. Beneficios físicos

La mayoría de las personas reconocen que la tecnología médica ha aumentado la esperanza de vida humana (McMichael, 2001). Sin embargo, ¿sabías que el tiempo pasado en la naturaleza también puede alargar tu vida? Un estudio encontró que las personas que pueden acceder fácilmente a entornos naturales tienen menos complicaciones de salud y, en general, son una población más sana (Kaplan, 1995). Los árboles son esenciales en las zonas urbanas para eliminar la contaminación perjudicial, y las áreas naturales tienden a fomentar la actividad física.

También ha sido ampliamente estudiado y publicado que la interacción regular con la naturaleza reduce los niveles de estrés, que a su vez puede reducir el ritmo cardíaco y, algunos dicen, posiblemente la enfermedad cardiovascular y el riesgo de accidente cerebrovascular. Estar al aire libre también promueve niveles saludables de vitamina D, que es esencial para el crecimiento y la fuerza del hueso. Un estudio llegó incluso a la conclusión de que la exposición de la luz al aire libre de los residentes del hogar de ancianos puede incluso mejorar sus ritmos circadianos y la orientación general (Calkins et al., 2007).

4. Mejora de la atención

Los niños y adolescentes que sufren hiperactividad y/o déficit de atención parecen beneficiarse especialmente de caminar y/o interactuar con un entorno natural. En un estudio de 2004, los padres de niños con dificultades de atención acordaron que “las actividades al aire libre reducían los síntomas del TDAH más que las actividades en otros entornos” (Kuo, 2003).

Los adolescentes con trastornos atencionales no son los únicos que pueden beneficiarse. Un estudio en The Journal of Environmental Psychology encontró que ver una escena natural durante tan solo 40 segundos podría reducir la fatiga mental y aumentar la productividad de los empleados.

5. La cura natural

La naturaleza también puede ser un poderoso recurso cuando se trata de sanación y recuperación. Un estudio encontró que los pacientes que tenían una vista a través de la ventana de un parque o árboles tenían más probabilidades de sanar más rápido después de la cirugía que los que no lo hicieron. Estos pacientes no sólo se recuperaron más rápidamente que aquellos que tenían una visión de un edificio de ladrillo, también requerían menos medicamentos contra el dolor, lo que sugiere que tener contacto visual con la naturaleza tiene efectivamente efectos curativos y restaurativos (Ulrich, 1984).

En conclusión, está claro que la interacción con la naturaleza tiene innumerables beneficios, tanto físicos como psicológicos. La próxima vez que quieras mirar el teléfono, considera la posibilidad de salir con tu perro (si tienes) para dar un paseo en un bosque cercano en su lugar. Tu salud te lo agradecerá.

 

Si te ha gustado esta publicación y quieres saber más sobre la Ecoterapia y en que consiste haz clic en este enlace.

Para una vida más saludable! Sigue nuestros consejos de bienestar, medicina tradicional y nutrición saludable.

Dinos que te pareció

A %d blogueros les gusta esto: