Quantcast
Aciano (centaura cyanus L.) - Plantas medicinales

Aciano (centaura cyanus L.)

Por en 17 junio, 2014

El Aciano debería estar entre las plantas medicinales más destacadas en el botiquín natural. El Aciano (Centaura Cyanus), es conocida también con el nombre de Azulejo.

Herbácea de alrededor de 50 centímetros de altura. Las hojas son dimórficas: las superiores son lineares mientras que las inferiores son verdes ligeramente algodonosas. Crecen junto con los cereales silvestres. Capítulos pedunculados que fructifican en aquenios comprimidos con vilano.

Recolección:

En verano, cuando abre sus flores. Debemos asegurarnos de que no procede de campos de cereales cultivados industrialmente. Se recogen las hojas y flores. Estas se desecan al aire libre, pero solo se usan los pétalos periféricos azules. Se da prácticamente en toda la península, en especial en el norte y este. Cabe destacar que los herbicidas e insecticidas están acabando con esta planta.

Propiedades del Aciano:

– Antibiótico potente: una de sus mejores cualidades es la de tener propiedades antibióticas potentes, por lo cual se usa para tratar todo tipo de infecciones, heridas,

– Diurético moderado: es un diurético de gran ayuda para ayudar a eliminar líquidos innecesarios o acumulados en el cuerpo.

– Antiinflamatorio (Moderado).

– Antipirético: ayuda a disminuir la fiebre, por lo cual es una medicina natural muy exitosa en caso de infecciones con estupendos resultados, ya que se combinan sus propiedades antibióticas con las desinflamantes y las antipiréticas.

– Eupéptico: favorece la digestión.

– Aperitivo: tiene propiedades que ayudan a estimular el apetito.

Componentes y principios activos:

Rico en mucílago, taninos, flavonoides y abundantes pigmentos colorantes. También posee un principio amargo muy favorable para el hígado y abundantes sales minerales.

Usos en la salud:

– Ojos: el empleo más popular de esta planta sin duda es su uso en el campo de la oftalmología. El agua de anciano resulta una formidable opción natural para tratar la mayor parte de las afecciones oculares sobre todo aquellas donde el ojo se inflaman, aunque también es muy efectivo para fortalecer y conservar la vista, sobre todo en las personas de edad avanzada. Sus maravillosos efectos consisten en que muchas de sus propiedades fomentan y mejoran la circulación capilar del ojo, mejorando la regeneración de la capa vascular de la retina y aumentando la agudeza visual. Muy útil para tratar conjuntivitis, blefaritis, etc.

– Infecciones: otro de los usos más potentes del anciano es que combate con gran éxito y de forma natural las infecciones, ayudando al sistema inmune a fortalecerse y generar sus propias defensas.

– Retención de líquidos: un buen amigo para combatir la retención de liquidos.

– Estómago: ayuda en digestiones pesadas o lentas, falta de apetito, problemas de anorexia o bulimia, problemas de mala combinación de alimentos como empachos, etc.

– Vasos capilares: fortalece vasos capilares.

– Hemorroides: es un caso de venas inflamadas, por lo que el anciano puede ayudar a reducir la inflamación e incluso a combatirla fortaleciendo la fragilidad capilar.

– Artritis y reumas: por sus propiedades antiinflamatorias y depurativas, ayuda en casos de artritis, reumas y dureza de las articulaciones.

Aciano (Centaura cyanus)

Modo de empleo:

Infusión y tintura.

Observaciones y/o precauciones:

Es un excelente colirio junto con el llantén hamamelis, rabo de gato y meliloto.

Otros nombres para el anciano: azulejo, heno blanco, flor de blat, blue-bottle, ojeras, cieno, botoncito, escobilla, aldiza, bracera, liebrecilla, cabezudo, etc.

Para una vida más saludable! Sigue nuestros consejos de bienestar, medicina tradicional y nutrición saludable.

Dinos que te pareció

A %d blogueros les gusta esto: