Sin gluten
Celiaquía

10 trucos para comenzar una dieta sin gluten

Una de las partes más difíciles de la vida libre de gluten es la forma de iniciarlo. La dieta puede ser abrumadora cuando se está empezando, pero no puedes dejar que se convierta en algo desalentador. Una forma de hacerlo más manejable es dividir estos nuevos hábitos alimenticios en diferentes pasos.

Estos pueden ser algunos consejos fáciles de seguir para empezar una dieta sin gluten. Es un importante comienzo para quienes padecen una enfermedad celíaca, intolerancia al gluten, una alergia o está pasando por un proceso inflamatorio. En cualquiera de estos casos debes encontrar la manera de evitar el consumo de gluten en tu rutina.

Cómo evitar el gluten

Nuestra sociedad está tan llena de gluten que a menudo puede ser abrumador pensar en no comer alimentos que contengan este ingrediente. Se dice que se puede conseguir comiendo el famoso cereal multigrano para el desayuno, un sándwich a base de pan de trigo para el almuerzo y granos ricos en fibra para la cena. El problema surge cuando la persona intolerante al gluten no puede o no quiere comer ninguno de los alimentos anteriormente mencionados.

El gluten es la proteína que se encuentra en la cebada, el centeno y el trigo. Está incluido en la mayoría de los alimentos procesados ​​y se puede encontrar también en algunos lugares insospechados, como el queso rallado o los trocitos de tocino empaquetados. Para no dar tantas vueltas a tu cabeza, te proponemos 10 consejos que podrías seguir cuando decidas iniciar una dieta libre de gluten.

  1. Redacta o encuentra una lista completa con comercios y supermercados en los que encontrar alimentos sin gluten. Ya que estás con la libreta en la mano, puedes aprovechar para escribir aquellos alimentos que no debes probar a partir de ahora, debido a su contenido en gluten.
  2. Debes leer con atención las etiquetas de los productos que vas a comprar. Muchos productos dicen «sin gluten» en el envase como un concepto de marketing; sin embargo, es importante que aprendas a encontrarlo por ti mismo, convirtiéndote así en un «detective del gluten».
  3. Evita los alimentos procesados y trata de comer frutas y verduras, sobre todo entre horas. Para las comidas más potentes puedes recurrir a la carne, los cereales integrales, el arroz salvaje o la quinoa. Ninguno de ellos incluye gluten, lo que te dará un alivio para dejar de buscar en etiquetas y estanterías.
  4. Abre tu mente y busca las mejores recetas libres de gluten. Te vas a sorprender con la cantidad de variedades y platos que vas a conocer a partir de ahora.
  5. Únete a un grupo de apoyo local o a una comunidad que esté disponible en Internet, sin barreras de ningún tipo. Puedes informarte y recurrir a reuniones que se suelen realizar en grandes ciudades al respecto.
  6. Encuentra una escuela de cocina local o instructor para ayudarte a aprender cómo hacer tus recetas favoritas. También hay seminarios de fin de semana para cocinar platos innovadores que no incluyan el temido componente.
  7. Acude a un nutricionista, es quien realmente entiende la dieta libre de gluten. Es un gran apoyo para garantizar que estás recibiendo la cantidad ideal de fibra y nutrientes en tu nueva dieta.
  8. Una vez que hayas encontrado ayuda profesional, es posible que quieras compartir tu experiencia y conocer la de otras personas en blogs y foros.
  9. Busca los restaurantes que proporcionan menús sin gluten en tu entorno. Hay momentos en los que no tendrás ganas de cocinar y es realmente bueno saber que se puede comer fuera de casa con total seguridad.
  10. Lo ideal sería compartir con alguien cercano esta experiencia. Un amigo o familiar que esté en tu misma situación y, quién sabe, tal vez te sirva de compañero de viaje sin gluten.

Para una vida más saludable! Sigue nuestros consejos de bienestar, medicina tradicional y nutrición saludable.

Dinos que te pareció

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.