Quantcast
17 Remedios naturales para quemaduras de sol - Ecoterapeuta

17 Remedios naturales para quemaduras de sol

Por en 9 junio, 2017

Las quemaduras de sol son la pesadilla del verano, frustrando el bronceado y obligándonos a ir cubiertos para no sufrir sus secuelas.

Nos podemos quemar en cualquier época del año, sin embargo, es en el verano cuando la exposición a los rayos ultravioleta del sol es mayor, al estar el sol más perpendicular a la tierra y nosotros llevar más partes de nuestro cuerpo al descubierto, cuando más afecta.

Cuando te expones a la luz UV, tu piel expuesta aumenta su producción de melanina. La melanina es el pigmento oscuro en la capa superior de la piel (la epidermis) que le da su color, y también determina el bronceado que puedes obtener. Aumentar la producción de melanina es la forma de de nuestro organismo de proteger las capas más profundas de la piel, y el bronceado actúa como un escudo contra la luz UV.

Sin embargo, la cantidad de melanina producida para protegerte está determinada por la genética (por lo que las personas con piel clara producen menos melanina y son más propensas a quemarse). Pero para que te hagas una idea, aun teniendo la piel oscura nuestro escudo natural  sería igual a alrededor de SPF 4. Por lo que debes protegerte de los rayos en las horas centrales del día y si no es posible, utilizar un buen nivel de protección.

Lo mejor que puedes hacer es prevenir las quemaduras de sol, pero incluso cuando intentas protegerte, puedes terminar quemado de todos modos. Para evitar el pelado, la rojez y el escozor o dolor, aquí te dejamos 17 consejos o remedios caseros para las quemaduras de sol que son simples, rápidas y eficaces.

Quemaduras de sol

1. Pasta de patata

Si te has quemado y tienes la piel roja y ardiendo, utiliza unas patatas. Las patatas han sido conocidas como un calmante para el dolor a lo largo de los años, trabajando particularmente bien en irritaciones menores de la piel y rasguños, mordeduras, y como calmante de quemaduras, así como posiblemente reduciendo la inflamación. Algunas personas dicen que el zumo de la patata funciona mejor, mientras que otras nos comentan que sólo con utilizar las rodajas es suficiente. Prueba ambos, y ver cuál es el mejor remedio para tu quemadura.

Necesitarás…

-2 patatas
– Un rallador, una licuadora o un cuchillo
– Bolas de algodón, almohadillas de algodón, pañuelos faciales o gasas

Instrucciones

Lavar y fregar sus patatas a fondo, y después rallarlos en un tazón o cortar y ponerlos en una licuadora. No hay necesidad de quitar las cáscaras.

Si estás usando una licuadora, pasa los resto varias veces hasta que se han convertido en bastante líquido. Si están demasiado secas, puedes agregar una pequeña cantidad de agua. Verter la mezcla, remojar las bolas de algodón a fondo en ella, y aplicar a las quemaduras de sol. Un método más fácil, quizás más eficaz, sería empapar la gasa y dejarla sobre la quemadura.

Si estás usando un rallador, rallar las patatas sobre un tazón y aplicar la pulpa, tratando de obtener tanto jugo como sea posible. También puedes intentar simplemente cortar las patatas, y poner las rodajas directamente en tu quemadura.

Pasta de patata

Pasta de patata

2. Compresa de leche fría

Una compresa de leche fría es una de las formas más rápidas, sencillas y de bajo coste para tratar las quemaduras solares. Es tan sencillo como ir al refrigerador y tomar la leche fresca. La frialdad inicial de la leche aliviará el calor, mientras que también creará una capa de proteína para proteger tu piel, ayudarte a curar y aliviar aún más el malestar.

Necesitarás…

-Una gasa o una toalla limpia y suave
Leche fria

Instrucciones

Vierte en un cuenco de leche lo suficientemente alto para que puedas remojar completamente su compresa en ella. Cuando la gasa o toallita esté bien empapada, deja que el exceso de líquido se drene. Cubre tu quemadura, presionando suavemente para que quede en su lugar y déjala ahí durante el tiempo que sea necesario. Si la leche en el recipiente sube a temperatura ambiente, enfríala antes de volverla a utilizar.

Compresa de leche fria

Compresa de leche fría

3. Almidón de maíz / bicarbonato de sodio para combatir quemaduras

El almidón de maíz, con su textura fresca, sedosa, es una buena manera de calmar naturalmente las quemaduras. Al igual que la leche, es una de esas cosas que probablemente tendrás en tu casa, independientemente de si has planeado o no tomar el sol. Si no tienes almidón de maíz, prueba un poco de bicarbonato de sodio para un alivio rápido. Ambos pueden disminuir el dolor y disminuir la rojez ardiente de la quemadura.

Necesitarás…

Almidón o bicarbonato de sodio
-Agua fría

Instrucciones

La cantidad de almidón de maíz o bicarbonato de sodio que necesitas varía dependiendo de lo grande que sea el área a cubrir. Cualquiera de los que utilices, agrega agua fría, poco a poco, hasta que haya alcanzado una consistencia pastosa. Esparcir la pasta suavemente sobre tu quemadura y dejar hasta que el dolor y la sensación de calor se haya calmado. limpia después completamente.

4. Bebe más

Que las quemaduras de sol son quemaduras, es obvio, pero a menudo se piensan en el hecho de que realmente deshidrata nuestra piel. Como con cualquier otra quemadura se seca tu piel, y tu cuerpo probablemente se deshidrate también. Ten a mano un vaso grande o una botella de agua fría para asegurarte de que estás bien hidratado, factor fundamental para sanar tu piel dañada.

5. Refrescarse con un té de menta

La menta enfría y calma naturalmente lo que toca, y las quemaduras de sol no son una excepción. El ácido tánico y la teobromina que se encuentran en el té verde también ayuda a aliviar el dolor y curar la piel dañada cuando se aplica tópicamente.

Necesitarás…

-1 litro de agua hirviendo
-5 bolsas de té verde
-3 tazas de hojas de menta fresca
-Algodones o un paño suave y limpio

Instrucciones

Calienta 1 litro de agua hasta la ebullición. Retira del fuego y añade las 5 bolsas de té y agrega, así como 3 tazas de hojas de menta fresca, a una cacerola. Vierte el agua hirviendo sobre las hojas de menta y bolsas de té y cubrir con una tapa, dejando es asentarse durante aproximadamente una hora para que pueda obtener todas sus cualidades.

Colar y luego enfriar. Cuando la mezcla se enfríe completamente, use almohadillas de algodón o un paño suave y limpio empapado en el líquido y aplica directamente a la quemadura. También puede verter sobre la quemadura si lo desea. Si te encuentras sin té verde puedes sustituir por té negro, que también contiene taninos.

Té de menta

Té de menta

6. Calma con aloe

El gel de aloe vera lo han utilizado muchos pueblos frente a las quemaduras de sol. Es fresco, calmante, y parece calmar el dolor y enrojecimiento de la quemadura. Debido a que el áloe es útil para una serie de otras dolencias (como el acné o acidez) es recomendable tener una planta tu casa. Son fáciles de mantener, libres de cualquier aditivo, y no tendrás que seguir yendo a comprar más a la tienda todo el tiempo una vez que es lo suficientemente grande. Si realmente prefieres o no puedes no tener la planta, lo siguiente mejor es comprar un gel de aloe vera de buena calidad, también es más práctico para tratar áreas más grandes.

Necesitarás…

-Una planta de aloe con hojas gruesas y jugosas
-Alguna tienda donde comprar gel para cubrir tu quemadura

Si usas la planta, corta varias hojas grandes por el centro, sin cortar completamente. Extiende el gel por toda tu quemadura.

También puede exprimir el gel. Si estás usando un gel que ya se ha extraído, aplica lo que necesites en tu quemadura solar. La planta es generalmente más práctica para tratar áreas más pequeñas, mientras que el gel de aloe comprado es más fácil de esparcir sobre una quemadura grande. También podría utilizar una combinación de ambas.

7. Utiliza vinagre

El vinagre ha sido parte de la tradición familiar por cientos de años. Si bien no hay ninguna investigación oficial sobre cómo ayuda a quemaduras de sol en particular, hay una gran cantidad de personas que que han utilizado vinagre ayudar a curar las quemaduras. El vinagre puro de sidra de manzana no filtrada funciona mejor, muchas personas dicen que este método es más eficaz después de una ducha fría o tibia.

Necesitarás…

-1 taza de vinagre de sidra de manzana
-una botella de spray (opcional)
-Bolas de algodón o algo similar para su aplicación

Instrucciones

Si es posible, prueba este remedio después de tomar una ducha. Llena una botella de spray con vinagre de sidra de manzana pura sin filtrar, y aplícalo sobre tu quemadura, o remoja las bolas de algodón y aplícalo. Déjalo secar.

8. Lavar con hamamelis

La hamamelis es un elemento básico cuando se trata de curar una serie de dolencias y enfermedades. La hamamelis es una planta, y se utilizan medicinalmente las hojas, la corteza, y las ramitas. Contienen productos químicos llamados “taninos” que, cuando se aplican directamente a la piel, pueden ayudar a reducir la hinchazón, reparar la piel dañada y evitar las bacterias desagradables. Lo más probable es encontrar hamamelis en forma de extracto líquido destilado de la planta. También puede llamarse agua de hamamelis.

Necesitarás…

-3 cucharadas de hamamelis, aproximadamente
-Bolas de algodón o un paño suave y limpio

Instrucciones

La cantidad de hamamelis que necesitarás dependerá del área de la quemadura que desees cubrir. Vierte la cantidad necesaria en un tazón, y remojar las bolas de algodón o un paño limpio en el líquido. Repártelo suficientemente como para cubrir la quemadura, no tiene que estar goteando. Vuelve a aplicar según sea necesario para calmar el dolor.

9. Toma un baño con avena

Utiliza copos de avena laminada o harina de avena. Los polisacáridos en la harina de avena cubrirán y curarán su piel, mientras que el agua refresca y mantiene tu piel hidratada y húmeda. Asegúrate de que tu baño sea tibio, o ligeramente frío. El agua muy fría cerraría los poros y tu cuerpo atraparía el calor.

Necesitarás…

– 2 tazas de avena, sin cocer
– Un calcetín largo limpio

Instrucciones

Llena un calcetín de tubo de algodón limpio con harina de avena sin cocer hazle un nudo en la parte superior. Asegúrate de que la parte superior esté bien cerrada; De lo contrario la harina de avena saldrá y flotará en tu bañera. Toma un baño de agua tibia, sólo en caso de que la notes demasiado caliente echa agua fría. Mezcla el calcetín y déjalo remojar durante uno s minutos antes de entrar en la bañera. Exprime el calcetín para obtener toda la bondad curativa, y repita cada pocos minutos. El agua se enturbiará, y tu piel la sentirás algo suave, lo cual es algo bueno. Al salir no te seques con la toalla o el albornoz, sécate al aire.

Nota: No estés demasiado tiempo, ya que un baño muy largo puede secar la piel más al final.

10. Hazte una crema DIY

Hacerte tu propia crema para calmar quemaduras solares en casa puede ser fácil, siempre que tengas los ingredientes adecuados. No es sorprendente que esta crema contiene agua, hamamelis, gel de aloe vera, hojas de menta y bicarbonato de sodio, todos los cuales alivian las quemaduras solares por varias razones. Puede experimentar agregando o restando otros ingredientes útiles y comprobar qué es lo que funciona mejor en tu piel.

Necesitarás…

-1 cucharada de hamamelis
-1 cucharadita de gel de aloe vera
-2-4 cucharaditas de bicarbonato de sodio o maicena
-1-2 tazas de hojas de menta fresca, o 1 cucharadita de aceite de menta
-2 cucharadas de agua limpia y fresca

Instrucciones

Pon 2 cucharadas de agua, 1 cucharada de hamamelis y 1 cucharadita de gel de aloe vera, en un tazón pequeño. Agita y luego cúbrelo, dejando que la mezcla repose durante 2 horas.

Después de 2 horas, añade 2-4 cucharaditas de bicarbonato de sodio o maicena, y 1-2 tazas de hojas de menta fresca picada. Si está demasiado líquido agrega más bicarbonato de sodio o maicena lentamente, o si es demasiado espeso, añade pequeñas cantidades de agua lentamente hasta que se alcance la consistencia deseada.

Transferir a un frasco o recipiente similar con una tapa apretada y almacenar en un lugar fresco y oscuro durante 24 horas para permitir que la crema infunda completamente. Puedes aplicar según sea necesario. Hacer en verano y mantenerlo en el refrigerador asegura que siempre tienes una crema para curar cualquier quemadura de sol.

Crema casera

Crema casera

11. No te quemes

Esta obviedad tenía que ser enumerada en algún punto. La mejor manera de tratar una quemadura es no quemarse. Olvídate de conseguir un bronceado rápido y aplica un poco de protector solar. Tu piel oscurecerá gradualmente, y de una manera mucho más sana.

12. Usa yogur natural

El yogur natural cultivado vivo contiene una abundancia de probióticos y enzimas que ayudan a curar nuestra piel. Cuando tengas quemaduras solares, puede ayudar a recuperarse más rápido. Asegúrate de que es realmente yogur natural, y sin sabores tipo vainilla, y que tiene probióticos.

Necesitarás…

-1/2 taza o más de yogur natural auténtico

Una media taza de yogur natural debe ser suficiente para tratar quemaduras faciales por lo menos, pero siéntete libre de usar más si deseas cubrir más área. Lávate las manos y aplica el yogur fresco directamente a tu quemadura, y deja actúe durante al menos 5 minutos. Cuando el dolor se haya calmado, enjuágalo suavemente con agua fría o tibia.

13. Evita el jabón

No remojes la quemadura en agua jabonosa, ni tomes un baño de burbujas. El jabón puede secar e irritar su piel ya irritada. Si desea humedecer el area o sumergirla, hazlo en un baño frío o tibio. Cuando hayas terminado, pasa suavemente una toalla suave y limpia (asegúrate de no frotar). Si tu piel se siente tensa o seca después, aplica gel de aloe vera o una crema hidratante similar.

14. Revisa tus medicamentos

Varios antibióticos, cremas, píldoras y medicamentos antimicóticos pueden hacerte ultra-sensibles al sol. Consulta con tu médico o lee los efectos secundarios de tus medicamentos en el prospecto y si uno de ellos es que te puedes quemar más fácil de lo habitual. Si es así, tendrías que utilizar un poco de protección adicional.

15. Aplicar y volver a aplicar

Para aprovechar al máximo el SPF (factor de protección solar) de tu protector solar, aplícalo 30 minutos antes de salir. No descuides las áreas sensibles como tus oídos, la parte posterior del cuello y hombros, y la parte posterior de sus piernas y brazos. Si estás sudando o te has bañado, vuelve a aplicar según sea necesario. No pienses que aunque lleves horas en la playa y no sientas las quemaduras no te estés quemando . Las quemaduras solares no se pueden evaluar realmente hasta 24 horas después de la exposición al sol, y es probable que sentirás las consecuencias de haber tomado precauciones más tarde.

16. Mira el reloj

Si bien sería poco práctico aconsejar a la gente que permanezca en el interior durante las primeras horas del día, vigila qué hora es. El sol es el más dañino, y perjudicial, cuando está alrededor de su punto más alto. Entre las 11:00 am y 4:00 pm es cuando está en su más fuerte, así que asegúrate tomar el sol fuera de estas horas.

17. Pepino frio

Alivio inmediato: eso es lo que un pepino es para la piel quemada. No sólo el pepino fresco calma la quemaduras porque esté fresco, sus propiedades antioxidantes y analgésicas promueven la curación y el alivio. Se puede aplicar de dos maneras, pero cualquiera de las dos funciona con la hinchazón, enrojecimiento y dolor haciéndolo disminuir rápidamente.

Necesitarás…

-1 o 2 pepinos frescos, refrigerados
-Una licuadora o un cuchillo

Instrucciones

Si quieres un alivio del dolor rápido, corta un pepino frío y pon las rodajas en tu piel quemada. Dale la vuelta a las rodajas cuando el primer lado se caliente, como cuando le das la vuelta a una almohada para tener el lado fresco hacia arriba. Para un efecto más duradero, enfria 1 o 2 pepinos y mézclalos en una licuadora para crear una pasta. Siéntete libre de añadir gel de aloe vera o bicarbonato si lo deseas un poco más espeso.

Pepino frío

Pepino frío

Quemaduras de sol es el caso perfecto para decir “más vale prevenir que curar”. Dicho esto, seguramente te quemarás de vez en cuando, no importa lo precavida que seas.

Al menos es una dolencia que se puede tratar en casa, sin necesidad de un montón de cremas especiales. Además de eso, los remedios caseros para las quemaduras solares menores son generalmente muy efectivas, y cuestan generalmente poco o nada.

Por último, volver a incidir en evitar los bronceados express, los efectos a largo plazo no son pocos y peligrosos para tu salud. Se paciente; Protégete de los rayos nocivos, y tendrás la tranquilidad de saber que cuando envejezcas, tu piel irradiará un brillo saludable, no importa el color de su piel.

Si conoces algún otro remedio que hayas utilizado cuando te has quemado, te animo a que lo compartas comentado este artículo.

¡Buen fin de semana!

Para una vida más saludable! Sigue nuestros consejos de bienestar, medicina tradicional y nutrición saludable.

Dinos que te pareció

A %d blogueros les gusta esto: