Quantcast
7 hábitos que empeoran los síntomas de la artritis - Ecoterapeuta

7 hábitos que empeoran los síntomas de la artritis

Por en 12 septiembre, 2016

Fumar, teclear sin parar, llevar bolso… Descubre qué hábitos de tu día a día empeoran los síntomas de tu artritis.

Para todos es fácil caer presa de malos hábitos de salud, especialmente cuando estás ocupado con obligaciones familiares y profesionales. En el caso de la artritis, cierto “fatalismo” ante la enfermedad puede hacer que muchas personas se descuiden, pensando que no tienen ningún control sobre una enfermedad sin cura.

Pero la artritis es también una enfermedad degenerativa, y avanzará más rápido cuanto menos pongas de tu parte para controlarla. Aquí te recomendamos siete cosas que puede que estén haciendo que tu artritis esté empeorando.

Sobrealimentarse

Hay un vínculo estrecho entre el sobrepeso y la obesidad y la artritis. Además de incrementar el riesgo de desarrollarla, los kilos de más estresan las articulaciones e incrementan el dolor, especialmente en los tobillos, rodillas y caderas de quienes ya la padecen. También en la columna vertebral, que soporta el peso de tu tronco. Además de los beneficios para tu salud general, cada kilo que logres perder liberará de presión a tus articulaciones y aliviará el dolor y la inflamación.

Hacer poco ejercicio (o demasiado)

Un sobresfuerzo físico que sobrecargue tus articulaciones es casi tan peligroso para tu artritis como el sedentarismo. Es muy recomendable que camines o realices carreras suaves, pero trata de aumentar la intensidad poco a poco, porque son actividades que pasan factura en las articulaciones: especialmente, las rodillas.

No practicar entrenamientos de fuerza

De todos los tipos de ejercicio, el entrenamiento para incrementar la fuerza de tus músculos es especialmente protector, ya que construye y refuerza los músculos alrededor de las articulaciones. Por ejemplo, y al hilo del ejemplo anterior, entrenar los cuádriceps (los músculos de la parte anterior del muslo) puede prevenir el dolor en las rodillas.

Fumar

El tabaco hace que la artritis avance más rápido y que los fármacos contra la artritis, como el metotrexato, sean menos eficaces. Además de producir cambios bioquímicos, la nicotina constriñe los pequeños vasos sanguíneos de las articulaciones: especialmente, entre los discos vertebrales. Esto empeora el dolor y la inflamación.

Un estudio realizado en Suecia mostró que un tercio de los nuevos casos de la forma más común de artritis reumatoide eran, al menos en parte, atribuibles al tabaco. Para las personas con predisposición genética a esta enfermedad, el porcentaje se elevaba hasta el 50%.

Escatimar calcio, omega-3 y vitamina D

Necesitas estos tres elementos para tener unos huesos y músculos sanos. Para obtener calcio, puedes tomar productos lácteos u otras bebidas enriquecidas, como leche de soja o almendra. Además de los complementos vitamínicos y los cereales enriquecidos, el salmón es una buena fuente de vitamina D. Este pescado es también rico en ácidos grasos omega-3, que ayudan a reducir la inflamación.

Teclear sin parar

Teclear en el móvil o el ordenador, pero también otras tareas repetitivas como picar con un cuchillo pueden ser especialmente malas para tus articulaciones de manos, brazos y hombros. Trata de cambiar de mano el teléfono, de sostenerlo en diferentes posturas y hacer descansos, si no quieres que tu artritis empeore.

Llevar bolsos o mochilas demasiado pesados

Cargar con demasiado peso altera tu postura y tu pisada, tensa los músculos y las articulaciones de tu cuello e incluso ejerce presión en las articulaciones de tus hombros, comprimiendo nervios delicados. Intenta no cargar con bolsos o bandoleras que pesen más de un 5% de tu peso corporal y usar mochilas siempre que puedas, ya que distribuyen mejor el peso.

No dormir lo suficiente

Los dolores de la artritis hacen que muchas personas que la sufran sean incapaces de obtener un descanso de calidad e ininterrumpido. Pero merece la pena adquirir ciertos hábitos (evitar la cafeína, el uso de dispositivos electrónicos antes de irse a la cama…) para lograrlo, ya que aumentaría enormemente su calidad de vida.

Si todavía no duermes bien, comenta con tu médico qué puedes hacer para mejorar tu descanso. Del mismo modo, intenta que tu colchón no sea demasiado blando. Los que tienen una firmeza media son los más efectivos para prevenir el dolor de espalda.

Apicultor novato y paciente de Artritis reumatoide diagnosticada en enero del 2010 y actualmente con la enfermedad en remisión. En mi espacio, te contaré como lo he conseguido.

Dinos que te pareció

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: