Quantcast
La vitamina D, tu mejor defensa contra infecciones respiratorias - Ecoterapeuta

La vitamina D, tu mejor defensa contra infecciones respiratorias

Por en 29 abril, 2017

La vitamina D ayuda a tus defensas frente infecciones respiratorias

Vitamina D

La ingesta de vitamina D puede ayudar a mantener los resfriados comunes y la gripe, así como mejorar afecciones respiratorias como alergias o asma, según descubrieron investigadores británicos.

Varios estudios han establecido previamente que la vitamina D puede ayudar a reducir el riesgo de infecciones respiratorias, y el reciente análisis hace hincapié en el papel de la vitamina en el impulso del sistema inmunológico. Para probar esto, los investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres reunieron datos de 25 ensayos separados con una población de cohorte total de 11.321 participantes.

El equipo de investigación demostró que una dieta equilibrada complementada con suplementos con proporcionaba un claro efecto protector contra las infecciones respiratorias. El investigador principal, el doctor Adrian Martineau, dijo que los suplementos de vitamina D ayudaron a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades respiratorias como resfriados y gripe en un 10 por ciento. Los participantes que sufren de deficiencia de vitamina D notan una mayor mejora a través de la ingesta de suplementos con vitamina D, que los que siguen una dieta equilibrada y sus niveles son óptimos.

Según los investigadores, complementar de nuestra dieta con suplementos puede ayudar a prevenir la infección respiratoria en una de cada 33 personas. En contraste, la vacunación contra la gripe puede prevenir la infección en uno de cada 40 individuos. Esto sugiere que el uso de suplementos de podría ser una prevención contra las enfermedades respiratorias. Los hallazgos fueron publicados en el British Medical Journal.

Efectos protectores de la vitamina D observados en más estudios

Se demostró que ayudándose de suplementos con vitamina D la población anciana reducía las infecciones respiratorias, según un estudio de 2016. Como parte del estudio, los investigadores de la Universidad de Colorado Anschutz Medical Campus examinó 107 pacientes con una edad promedio de 84 años de edad. Los pacientes recibieron dosis mayores de vitamina D mensuales o dosis diarias de vitamina D más bajas. El estudio reveló que los pacientes que tenían dosis más altas exhibieron una reducción del 40 por ciento en las enfermedades respiratorias agudas después de un año. Sin embargo, los investigadores hicieron hincapié en que los hallazgos merecen más investigación.

“Este hallazgo requiere un ensayo confirmatorio … Este es un descubrimiento potencialmente salvavidas. Hay muy poco en el arsenal de un médico para combatir las IRA (Infecciones respiratorias agudas), especialmente porque la mayoría son infecciones virales donde los antibióticos no funcionan. Pero la vitamina D parece capaz de prevenir potencialmente estas infecciones. Si nuestros resultados son confirmados por un ensayo más amplio, podríamos asegurar que una dosis alta de vitamina D, idealmente tomada diariamente para minimizar el riesgo picos, tiene el potencial de beneficios sustanciales para la salud pública a través de la prevención de IRA para gran parte de la población.” Autor Dr. Adit Ginde en ScienceDaily.com. El hallazgo fue publicado en el Journal of the American Geriatrics Society.

Vitamina DOtro estudio reveló que una mayor ingesta de vitamina D puede reducir el riesgo de infecciones del tracto respiratorio. Para llevar a cabo el estudio, los investigadores examinaron a 140 voluntarios que recibieron suplementos de vitamina D o placebo. Los investigadores encontraron que los pacientes en el grupo de la vitamina D tenían una disminución del 25 por ciento en las infecciones del tracto respiratorio al final del período de estudio en comparación con los del grupo placebo. El equipo de investigación también observó que los pacientes que tomaron suplementos de vitamina D redujeron su uso de antibióticos en casi un 50 por ciento.

“Nuestra investigación puede tener importantes aportaciones para los pacientes con infecciones recurrentes o inmunodeprimidos, con la falta de anticuerpos, y también puede ayudar a prevenir la resistencia emergente a los antibióticos evitando así su abuso. Por otro lado, no parece haber nada que apoye la idea de que la vitamina D ayudaría a personas sanas con infecciones respiratorias normales y temporales “, dijo el investigador Dr. Peter Bergman en MedicalNewsToday.com. Los resultados aparecieron en la revista BMJ Open.

Un pequeño estudio publicado en 2010 también reveló que la utilización de suplementos ayudó a reducir la incidencia de la gripe A en los niños. Para evaluar esto, los investigadores japoneses examinaron a más de 3oo niños y encontraron que la incidencia de la infección por la influenza A era de sólo 10,8 por ciento en los que tomaban suplementos de vitamina D, en comparación con el 18,6 por ciento en el grupo de control. Los hallazgos fueron publicados en el American Journal of Clinical Nutrition.

Ten cuidado con la “D-ficiencia”

Muchos factores como el estilo de vida y el medio ambiente pueden afectar tu capacidad para obtener cantidades suficientes de vitamina D a través del sol. Estos factores incluyen:

  • Vivir en una zona con alta contaminación.
  • Usar protector solar.
  • Pasar más tiempo en el interior.
  • Vivir en grandes ciudades donde los edificios bloquean la luz solar.
  • Tener la piel más oscura.

Estos factores contribuyen a la deficiencia de esta vitamina en un número creciente de personas. Es por eso que es importante obtener parte de su vitamina D de fuentes además de la luz solar.

Los síntomas de una deficiencia de vitamina D en adultos incluyen:

  • Cansancio, dolores, y malestar general.
  • Dolor o debilidad ósea o muscular severa que puede causar dificultad para subir escaleras o levantarse del suelo o una silla baja, o hacer que camines como si llevases tacones.
  • Fracturas por estrés, especialmente en las piernas, la pelvis y las caderas

Tu médico te pueden diagnosticar una deficiencia realizando un simple análisis de sangre. Si tienes una deficiencia, tu médico puede solicitar una prueba radiológica para comprobar la fuerza de tus huesos.

Si te diagnostican una deficiencia de esta vitamina, probablemente tu médico te recomendará tomar suplementos diarios de vitamina D. Si tienes una deficiencia grave, en su lugar puede recomendar dosis altas en pastillas o líquido. También debes asegurarte de obtener naturalmente esta vitamina a través de la luz solar y los alimentos que comas.

Fuentes alimentarias de vitamina D

Pocos alimentos contienen vitamina D de forma natural. Debido a esto, algunos alimentos”procesados” están enriquecidos. Esto significa que se ha añadido vitamina D. Los alimentos que contienen vitamina D incluyen:

  • Salmón
  • Sardinas
  • Yema de huevo
  • Gambas
  • Leche (enriquecida)
  • Cereales (enriquecida)
  • Yogur (enriquecida)
  • Zumo de naranja (enriquecida)

Puede ser difícil obtener suficiente vitamina D cada día a través de la exposición al sol y la ingesta de alimentos, por lo que tomar suplementos de puede ayudar.

Las fuentes incluyen:

NaturalHealth365.com

BBC.com

NPR.org

ScienceDaily.com

MedicalNewsToday.com

ScienceNews.org

Para una vida más saludable! Sigue nuestros consejos de bienestar, medicina tradicional y nutrición saludable.

Dinos que te pareció

A %d blogueros les gusta esto: