Miel

La miel de abeja es el único alimento que conserva todas sus propiedades a lo largo de los años, décadas, incluso siglos. Es importante que esté bien almacenada, protegida de los rayos solares, la humedad y las altas temperaturas.